Está aquí: HomePastoral
35,10,0,40,1
5,600,60,2,1800,9100,60,800
90,150,1,50,12,30,50,1,70,12,1,50,1,1,1,6000
0,1,0,0,2,40,15,5,2,1,0,20,0,0
ABP 2021
ABP-ESPCHAM
GENERACION CXXVIII
Tras las huellas de Champagnat, Maristas de Verdad
TELEFONOS
MANUAL DE PAGOS EN LINEA

Amigos en Marcha

“En el Servicio y en la Amistad… Amigos en Marcha nos Formara”

Es un movimiento de Pastoral Pre juvenil, iluminada por la espiritualidad Marista; dirigido a adolescentes, entre los 11 y 13 años. En el grupo se busca fortalecer los valores de acogida, confianza, amistad, solidaridad, respeto, alegría, compromiso y fidelidad; reflejados en la vida de Jesús, María y Marcelino.

Dinamizado con una mística propia, que le da su identidad particular, desde la aventura, la experiencia y la vivencia del sueño de Champagnat, desde la propuesta del Evangelio.

OBJETIVOS:

  • Formar buenos cristianos y virtuosos ciudadanos, capaces de anunciar la propuesta del Reino de Dios en medio de quienes los rodean, partiendo de sus capacidades y necesidades como pre – adolescentes.
  • Asumir un compromiso de fe que le ayude a descubrir en el otro, un Jesús vivo y alegre.
  • Que el movimiento Grupo de Amigos Maristas, sea un espacio para crecer como persona autónoma y responsable; capaz de sentir, reflexionar y actuar dentro de la realidad, de acuerdo a sus posibilidades.
  • Hacer conscientes a los amigos de la presencia de Dios en su diario vivir, descubrir a Dios en el aquí y ahora, teniendo como referentes a Jesús, María y Marcelino.
  • Crear lazos de amistad generadores de vínculos afectivos que les permitan sentirse aceptados, queridos y valorados, reconociendo la importancia de los otros en su crecimiento y desarrollo como persona; propiciando espacios de encuentro que favorezcan en su formación personal, grupal, espiritual y social.
  • Brindar una opción de vida diferente que cumpla con las expectativas y exigencias del mundo juvenil, que lo prepare para ir construyendo su proyecto de vida y pueda encaminarse hacia el discernimiento vocacional
  • Brindar un espacio donde se viven valores humanos, cristianos que nos impulsan a dejar de ser espectadores en la sociedad (realidad inmediata en la que viven y se desarrollan), para convertirse en protagonistas de su historia y realidad.
  • La formación que se brinda a los y las pre – adolescentes en el movimiento es INTEGRAL, se basa en el equilibrio perfecto de nuestras relaciones: Con Dios (Búsqueda de la trascendencia); Con el Entorno (Cambio en la Sociedad); Con los demás (familia, amigos, barrio, colegio); Consigo mismo (Persona).

ETAPAS

- Nucleación: Primer contacto y encuentro con el movimiento, momento de integración, de compartir vida, de conocer a otras personas en un ambiente lúdico y dinámico.

- Llano: Crecimiento en el conocimiento personal y a la vez de sus compañeros, valores a trabajar son: Respeto y Aceptación.

- Nevado: Momento en el que el valor de la amistad se torna significativo en el convivir con sus compañeros de camino, valores Servicio y Fidelidad, Solidaridad.Montaña: Valores de Responsabilidad y Sinceridad, cumplimiento de tareas y retos que la vida le plantea en el camino.

Semar

“Sembrando y regando – Semar nos va formando”

Es un movimiento para niños y niñas entre 8 a 11 años de edad, donde se afianzan los valores de aceptación, compañerismo, amistad y solidaridad a través de la metodología del aprender jugando, haciendo vivo el Espíritu de Marcelino y la misión de Jesús de construir Comunidad al estilo de María.

JUSTIFICACIÓN

Semilla: Embrión en estado latente encerrado en un fruto y que tras la dispersión y germinación, da una nueva planta.

Marista: Significa “El amor derramado en nuestros corazones por intersección del Espíritu Santo nos hace compartir el carisma de Marcelino. Este mismo amor impulsa todas nuestras energías hacia el único fin: SEGUIR A JESUS, como María y en comunidad”.

OBJETIVOS

  • Capacidad de ayudar al niño a conocerse, aceptarse y poseerse.
  • Entender que contamos con una propuesta que nace de un proceso de formación en valores a través del juego, que cada sendero cuenta con un valor a desarrollar, pero ese valor anida en su interior el desarrollo de muchos más que van de la mano con el principal.
  • Capacidad de saber respetar los ritmos de maduración propios de cada semilla. De hacer responsable al niño para asumir en primera persona el propio camino de formación.
  • Ayudar al niño a que tome decisiones, responsabilidades y corresponsabilidades, según su edad y su enriquecimiento en el proceso formativo.
  • Saber discernir que los itinerarios son propuestas que pueden ser modificados en base a la realidad que están viviendo las semillas.
  • Poner en práctica desde el inicio de los senderos los cuatro momentos que contienen la catequesis, servicio, comunión y espiritualidad.
  • Tener especial cuidado con las vivencias de espacios de espiritualidad (oraciones de parcela, personal, de los alimentos, etc) y porque no decirlo, ejercitarse en el Agua de Dios.

ETAPAS

- Labrado se centra en enamorar a las semillas de la propuesta que tenemos para ofrecerles que su acompañamiento.

- Arado centra sus fuerzas en acompañar el desarrollo del valor de aceptación no sólo del movimiento como tal, sino también de la aceptación de si mismo que su acompañamiento debe desarrollarse con la lista de asistencia, la ficha personal de las semillas, desde el diálogo con la familia, el desarrollo de las temáticas y ejercicios que me permitan descubrir ¿quiénes son?, de observación y de mantener un cuaderno de anotaciones como Sembrador.

- Siembra produce y exalta el valor del compañerismo que implica a los demás, los más cercanos que exige un acompañamiento personal de diálogo permanente con las semillas en sus espacios (recreos, salidas y entradas de la escuela), un diálogo y visita a sus hogares – familia, que significa hacer negociaciones para ayudarse en la tarea.

- Cosecha nos pide desarrollar el valor de la solidaridad y entendamos que necesitamos hacer algo acorde a la edad que poseen, en este sendero el acompañamiento se da en forma grupal, con exigencias propias del proceso.

Tiemar

"Toda buena tierra da buenos frutos”

Es un Movimiento de Pastoral Infantil dirigido a niños de 5 a 7 años, que involucra a la familia en todos los aspectos del proceso de los niños que busca generar en cada uno de sus integrantes los valores de amor, compañerismo, amistad, oración, protección y sensibilización con la naturaleza por medio de experiencias de encuentro, servicio a los demás, permitiéndoles tomar pequeñas decisiones y creando responsabilidades. Dándoles a conocer en forma sencilla la vida de Jesús a través del Evangelio de Marcelino por medio de sus enseñanzas y de María teniendo en cuenta sus actitudes amorosas de Madre.

 

JUSTIFICACIÓN

Acompañar a los niños y niñas que han ingresado al grupo TIEMAR a través de encuentros significativos donde aprendan a amarse a sí mismos, a los demás y a la naturaleza posibilitando desarrollar sus capacidades de liderazgo, de trabajo en equipo, optando desde pequeños una forma de vida al estilo de Jesús, María, Champagnat.

 

OBJETIVOS

  • Orientar a los niños y niñas en el conocimiento de la filosofía Marista por medio del amor de Jesús, María y Champagnat
  • Que los padres de familia conozcan el movimiento infantil TIEMAR lo conformen en acompañamiento permanentemente con sus hijos
  • Ayudar a los niños y niñas a reconocerse a sí mismo(a), a los demás, a través de su capacidad de amar expresada en las cosas más sencillas y cotidianas.
  • Orientar a los niños y niñas en el conocimiento básico de la naturaleza y la valoración de todos los seres del entorno.
  • Estimular la sensibilidad del niño y la niña aprovechando su capacidad de asombro frente a las cosas más sencillas de la vida, para que luego lo haga con las mas trascendentales e importantes en las que el ser humano hacen parte.
  • A través del trabajo en equipo se pretende que los niños y niñas se solidaricen entre ellos y a la vez se formen como líderes a ejemplo de Jesús de tal modo que encaminen su proyecto de vida hacia el trabajo en conjunto y respeto a la opinión del otro.
  • Brindar al niño y niña actividades que lo lleven a trabajar al rededor del silencio y la escucha como elemento vital hacia el respeto por el otro
  • Desarrollar en los niños y niñas la capacidad de hacer oración como medio de cercanía y comunicación de Jesús.  El es amor y nos enseña la mejor forma de vivir.

 

ETAPAS

Tierra: Crear espacios donde el niño se conozca a sí mismo y a los demás en medio de un ambiente de alegría, respeto, amistad y compañerismo.

  - Trabajar la Dimensión afectiva, siendo esta el centro de la vida del niño su dimensión interior: Amar, Escuchar, Compartir.

Agua: Empezar a regar la Tierra con actividades de amor hacia a los otros con actitudes de comprensión, agradecimiento y respeto, tolerancia y gratitud hacia los demás.

  - Trabajar la dimensión trascendental. Consideramos que el niño(a) necesita ser formado en la siguiente capacidad: Trabajo en Equipo

Aire: Enseñar a los niños a encontrar a Dios en la naturaleza y en las personas.

  - Trabajar la dimensión trascendente con la capacidad de la: Sensibilizar al niño es necesario llevarlo permanente a la experiencia del compartir, dar de sí mismo, intentar sentir lo que el otro siente, vivenciar diferentes situaciones en las que conozca otras maneras de vivir que empiece a observar que cada persona es diferente.

Naturaleza: Enseñar al niño y a la niña a agradecer a Dios por la naturaleza y por las personas que le rodea.

  - Trabajar la Dimensión afectiva para desarrollar las capacidades de: Respeto, Oración y Gratitud.

 

En nuestra vida recibimos de lo que sembramos, pero antes de sembrar preparamos la tierra para el logro de una mejor cosecha.

 

Imágenes Institucionales

Redes Sociales

Maristas 2020